RSS
 

El empleo y la globalización

20 Ene

Por: Miguel Angel Rodríguez

La situación económica españa es la más severa desde hace mucho tiempo, el 25% de la problación economicamente se encuentra sin empleo, esto ocasiona que miles de jovenes profesionales busquen otra oportunidades fuera de su patria, américa latina ofrece alternativas interesantes para ellos.

Un aspecto crucial para nuestros profesionistas y estudiantes de licenciaturas es el nivel de preparación que deberán tener para poder competir con profesionales que vienen con altos niveles de competencia, para colocarse en el mercado laboral actual y futuro.

Les comparto el artículo de plano informativo: “Miles emigran de España por crisis económica. Más de 40 mil profesionistas han dejado el país ibérico en lo que va de este año para colocarse en otros países.

Los que abandonan hoy España, más de 40 mil en los últimos meses, no son mano de obra barata para las fábricas del norte de Europa, como aquella generación sin estudios de los años 40.

Los nuevos migrantes españoles también tienen poco que ver con lo que usted lector puede imaginar desde México. Nada de jugarse la vida en trenes, caminar de sol a sol por el desierto, cruzar vallas impenetrables, ríos bravos o enfrentarse a la migra. Nada de eso.

La migración española del siglo XXI está formada por hombres y mujeres que suelen llevar en la maleta un título universitario, hablan idiomas y han viajado, pero que, en la fase más aguda de la actual crisis, se enfrentan a la una cruda realidad: en España es casi misión imposible encontrar un trabajo.

Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) de España confirman que unos 40 mil 625 españoles han salido del país en busca de nuevas oportunidades laborales durante 2012.

Son abogados, ingenieros, antropólogos, arquitectos, periodistas, diseñadores que no encuentran empleo en sus sectores en un país desolado por una combinación perversa de crisis económica global sumada a los efectos locales de la burbuja inmobiliaria, el despilfarro público y una pésima gestión política.

La nueva migración ibérica es un fenómeno transversal que afecta a todas las capas sociales, pero que golpea con especial dureza a la generación de entre 30 y 45 años, muy bien formada, pero que ha perdido su trabajo y no encuentra uno nuevo.

Es el caso de Nacho y Cristina. Ingeniero de minas, él; informática y antropóloga, ella. Esta pareja de Barcelona comparte con Excélsior su reflexiones sobre la situación actual de España antes de emigrar a Chile el próximo septiembre.

Nos reciben en su departamento del centro de esta ciudad entre cajas y muebles a medio desarmar. Se preparan para dejar la que ha sido su casa en los últimos años.

“Desde que estamos en el paro, no hemos dejado de buscar trabajo relacionado con nuestra formación, pero no hemos tenido éxito. A él le ha surgido la oportunidad de trabajar en Santiago de Chile y yo me voy con él”, comenta Cristina, que tiene nueve meses desempleada.

“Aquí no existen oportunidades laborales atractivas para mí y esto no tiene pinta de que mejore a corto ni medio plazo”, se lamenta Nacho que, tras seis meses sin trabajo, ha aceptado la oferta de una empresa chilena de ingeniería.

Nacho y Cristina no son los únicos. Antes que ellos, muchos amigos y ex compañeros de trabajo han tomado la misma decisión. “Tres de mis amigos han conseguido trabajo en  Chile, Brasil y Argentina; otro en Argelia, tres más en Suiza, Alemania y Gran Bretaña; y otros dos están ahora en Australia”, comenta Nacho.

Esta pareja tiene claro que si la situación en España fuera otra, no se hubieran planteado dejar el país. “Si tuviéramos trabajo aquí, es muy posible que no nos plantearíamos irnos de España”, asegura Cristina, que no oculta su pesimismo respecto al futuro.

Nacho, intenta ser un poco más optimista: “España tiene unas posibilidades muy favorables gracias a su gente y espero que se podrá solucionar esta situación tan precaria”.

La nueva migración que representan Nacho y Cristina tiene presencia también en la red con blogs como “Pepas y Pepes 3.0” donde se comparten las historias de españoles obligados a salir de España para encontrar un trabajo.

El proyecto fue creado por el periodista Rafael Aníbal que comenta a Excélsior que esta iniciativa nació hace poco más de un año a partir de su experiencia personal.

“Cuando me despidieron de mi último trabajo me di cuenta que las posibilidades laborales se me agotaban y que muchos de mis amigos se estaban marchando de España en busca de trabajo”, recuerda.

Para Aníbal su blog intenta “hacer una crítica a la actual clase política que ha abandonado a la generación mejor formada en la historia de España”, pero, sobre todo, quiere “mostrar que la emigración obligada por un motivo económico es algo muy complicado. No es un plato de buen gusto para nadie”.

Entre las muchas historias recopiladas en su blog está la de Raquel Pérez, 28 años, una licenciatura, dos másters, que ahora vive en Rusia; la de Noelia Perez, 28 años, doctora en Bioquímica, que ahora trabaja en Nueva Zelanda; Paco Vázquez, 32 años, sicólogo, en China. Canadá, Alemania o Japón son otros de los países destino para españoles en busca de trabajo.

También México, Jorge Lastra, un ingeniero en telecomunicaciones de 27 años, que ahora vive y trabaja en México comenta que “a 10 mil kilómetros de distancia”, su situación “es mucho mejor de lo que hubiera imaginado hace un par de años en España”.

La falta de empleo también afecta a muchas profesionales que han pasado la franja de los 40 años y que cuentan con una alto grado de formación y amplia experiencia internacional.

Para muchos de ellos, como Narciso Meliá, un ingeniero civil que vive en Valencia, las oportunidades de trabajo en España se reducen, según cuenta a Excélsior, “a cero”. Después de un año y medio en el paro y 300 currículums enviados, (“sólo he sido citado a tres entrevistas de trabajo”) prepara las maletas. El próximo 6 de agosto volará camino a Cuba. Una empresa multinacional europea de ingeniería lo ha contratado para dirigir la obra de una futura mina en la isla.

En personas como Narciso, casado y padre de un niño, la situación familiar complica la decisión de salir de España. “Si no tuviera familia a mi cargo, me habría ido antes de España”. Si la situación laboral hoy en España es dura en todos los ámbitos, el sector de la construcción es el más castigado, por eso este ingeniero valenciano duda de la pronta recuperación del empleo: “Todos mis compañeros de profesión que tienen mi misma especialidad están en paro o trabajando ya en el extranjero”, se lamenta.

Lo cierto es que esta nueva migración es sólo la punta del iceberg de la crisis en España que Narciso es capaz de describir con mucha honestidad: “Mi forma y nivel de vida han desaparecido y no van a volver, igual que ha pasado en mi entorno, los que no están en paro, lo van a estar, los que no han perdido 30% del salario van a perderlo, y así suma y sigue”.

“Como en España no se vive en ningún lado”. Era una frase que hasta hace no muchos años definía el espíritu de muchos españoles que creyeron vivir en el mejor país posible. Hoy, en medio del tsunami de la crisis, de nuevos casos de corrupción política, de hospitales obligados a cerrar sus quirófanos, de entidades financieras en bancarrota, recortes y brutales aumentos de impuestos, aquellas palabras suenan a tomadura de pelo. Si uno se pone en los zapatos de Narciso, Cristina, Nacho o Rafael que observan con tristeza que, como describe con ironía y pesimismo Narciso, “esto no se arregla en 20 años”.

Estos nuevos migrantes españoles no tienen nada que ver con los de los años 70, pero puede que en unos cuantos años vuelvan a España, y como el Angelino de la película Vente a Alemania, Pepe, hablen de las maravillas y oportunidades que han encontrado en todos esos países a los que han tenido que emigrar para buscar un futuro que hoy parece imposible en España.

Un país que este fin de semana batió su récord histórico de desempleo: 5.6 millones de personas, casi 25 por ciento de la población en edad de trabajar.

Muchos de estos desempleados quizá sueñan con que algún colega o amigo les hable por facebook, Twitter o e-mail, (ya no por teléfono, como en los años 70) y, como en la popular película española, les diga la frase mágica: Vente a Alemania, Pepe.”

 
Comentarios desactivados

Posted in Administración

 

Tags: , , , ,

Comments are closed.